sábado, 28 de julio de 2012

MARIPOSA AZUL

En la entrada anterior os comenté la anécdota que me sucedió relacionada con una lata de cerveza de la marca Pilsen Callao que me traje del Perú para pintar un cuadro con ella. Después de lo sucedido, me olvidé por completo del tema.
El primer año aquí en España, iba transcurriendo con normalidad, poco a poco me estaba acostumbrando a mi nueva vida. Aunque regresé al mismo lugar en el que viví antes de ir a Lima y, aunque todo era igual a como lo dejé. "mi casa, mis amigas, vecinas, el barrio etc.". Sin embargo sentía que mi vida era muy distinta a la anterior, entonces mis hijos eran pequeños y dependían de mí. El único que en ese momento dependía de mí era Mendy mi perro. Así que, cuando ya estaba completamente organizada, y viendo que tenía más tiempo libre, retomé mi afición por la pintura.


      Éste fue mi primer cuadro que pinté yo sola en España, hasta entonces todos los había pintado en el taller de Ana María Pizarro, le llamo el cuadro de la mariposa azul.


Lo saqué de unas fotos que le hice a unos árboles que decoraban las calles de Miraflores, mi barrio en Lima. Me encantaban verlos, un día cogí mi cámara y me puse debajo de uno de ellos y capté varias imágenes.
Creo que se trata de una Datura o una Brugmansia, de la familia de las solanáceas, no se recomienda su uso debido a la variabilidad y toxicidad de sus alcaloides. Se dice que ha habido varias muertes por su consumo, recuerdo que tenía un olor muy intenso.

martes, 24 de julio de 2012

ANÉCDOTA

Este entrada, no tiene nada que ver con ningún cuadro que haya pintado, pero como es una anécdota que me sucedió relacionada con uno que tenía en mente pintar, relacionado con mi serie de "Latas de Cerveza" pues he pensado contárosla.

Cuando terminé de pintar el cuadro de la lata de cerveza Cuzqueña para mi hijo Héctor, lógicamente David, mi otro hijo inmediatamente me dijo que él también quería uno, le dije que me sería imposible pintárlo en ese momento, ya que como estaba con los preparativos y todo el papeleo de la mudanza, no me daría tiempo, pero que no se preocupase que compraría una lata y ya en España se lo pintaría.

Llegó el momento de la mudanza y, aunque tenía en mente lo de la lata, todavía no había conseguido una, así que el primer día que comenzaron a embalar todo, a la hora de almorzar, me fui al bar mas cercano a casa, pedí un bocadillo y una lata de cerveza para tomar y una vez me la bebí, me la llevé conmigo. Al llegar la dejé depositada en la encimera de la cocina, y le dije al encargado de embalar todo que también la metiese en una caja.
El día iba transcurriendo, y cada vez que entraba en la cocina, la lata continuaba sin embalar, le dije que la metiese, y su contestación fue ¡Señora, pero si es una lata de cerveza vacía! Si, ya lo sé, le respondí, pero métala en la caja. Surgió efecto y la lata fue embalada y metida en una de las cajas.

Un mes después de mi llegada a España, llegó el contenedor con todas nuestras pertenencias. Muchas de ellas las tuvimos que dejar en un guardamuebles, a la espera de que nos diesen las llaves de nuestra casa en Navarrete.
En el mes de septiembre hicimos un viaje a La Rioja y dejamos todas las cajas en el garaje, fue un viaje rápido. Al llegar a Barcelona, lo primero que me preguntó mi hijo fue, si me había traído conmigo la lata de cerveza, mi respuesta fue que no, (no habíamos abierto ninguna caja)

En el mes de noviembre volvimos a viajar a La Rioja, con el ánimo de organizar y desembalar algunas de las cajas. Esta vez si que pude localizar la lata y algunas otras cosas que quería llevarme para Barcelona. Todas ellas las fui dejando encima de una mesa, pero con tan mala pata, que cuando nos marchamos todas ellas se quedaron allí.
Ya os podéis imaginar lo primero que me preguntó mi hijo al llegar a Barcelona ¿has traído la lata? entonces me dí cuenta que todo me lo había dejado allí olvidado. Pero le dije que no se preocupase, ya que cómo teníamos pensado ir a pasar allí las Navidades, y él también vendría con nosotros, pues seguro que esa vez si que no acordaríamos de traerla.

Pensamos que sería buena idea que yo me adelantase unos días antes de las Navidades, para así preparar un poco la casa y además calentarla. Mi suegro vino a buscarme al aeropuerto, y nada más entrar en su casa, con cara sonriente me dijo que tenía una sorpresa para mí "Ya verás ya verás" me decía, se metió en su habitación y salió llevando esto en su mano


Él es muy aficionado a las manualidades, hace un montón de cosas y, cada temporada le da por algo distinto. Por aquella época le había dado por los ceniceros hechos con latas de cerveza, y cada vez que veníamos a vistarle, nos volvíamos cargados con un montón de ellos.
En ese momento no entendía el por qué me estaba mostrando eso, sabía que se trataba de uno de sus tantos ceniceros que él suele hacer con latas de cerveza vacías, y lo extraño para mi, era que lo hiciese con tanta ilusión, y además nada más entrar en casa y estando yo todavía con las maletas en la mano.
Todo contento me dijo, "Te lo he hecho con una lata del Perú que tenías en tu casa" no os podéis imaginar la desilusión que en ese momento me llevé. Tuve que callarme y no decir nada, ya que para él tan sólo era. "Una lata de cerveza vacía"
 Así que en esto se convirtió la lata de cerveza Pilsen Callao que vino del Perú, para ser pintada en un cuadro. Ahora la tengo guardada de recuerdo, convertida en un cenicero.


   

sábado, 21 de julio de 2012

BODEGÓN RIOJANO


Así llamé a este cuadro, en él quise representar algunos de los productos más característicos de dicha comunidad autónoma, "la uva, el vino y el chorizo".
En uno de mis viajes a España, me llevé en el equipaje de mano el porrón y el chorizo embasado al vacio. El cual nos comimos una vez terminado el cuadro. El porrón se lo regalé a mi profesora Ana Mª Pizarro.
Cuando estaba pintando el cuadro, nos dimos cuenta de que le faltaba algo, y al azar elegí una pera de un cesto de frutas artificiales que Ana Mª tenía en su taller. Lo que no sabía en ese momento era, que sin darme cuenta había elegido otro de los productos muy representativos de esta comunidad y, que a demás tiene denominación de origen "las peras de Rincón de Soto

miércoles, 11 de julio de 2012

LATA DE CERVEZA CUZQUEÑA


El día que me hicieron esta foto pintando en un lienzo una lata de cerveza de la marca Cuzqueña, ni me podía imaginar que acabaría haciendo una serie de distintas latas de cerveza.
El motivo por el que me puse a pintar una lata de cerveza estrujada, fue debido a que en mis últimos días en Lima, se me ocurrió que podría pintar una para regalársela a mi hijo Héctor. Él estaba en la edad en la que los jóvenes comienzan a beber cerveza y como ya había regresado a España, pues se me ocurrió regalarle un cuadro con una de las cervezas que él solía beber en el Perú. Recuerdo que el día que la terminé era el día de mi cumpleaños 19- 02-03 y esa es la fecha que puse en ella y, ese fue el último cuadro que pinté en Lima.




Más tarde volví a repetirlo e hice éste sobre una tabla de DM con las medidas 44X28. Eso ya fue cuando me metí de pleno en la serie de cuadros de "Latas de Cerveza" que hice, y que poco a poco os voy a ir mostrando

miércoles, 4 de julio de 2012

EL FLAUTISTA PERUANO


Este pequeño óleo lo saqué de una foto en blanco y negro de uno de los periódicos de Lima. Lo más destacable en él, fue el hecho de que los colores me los tuve que imaginar. Cosa bastante difícil para mí en aquél momento. Tengo que decir que quedé bastante satisfecha del resultado. También hice una acuarela de él, y los dos los regalé.

martes, 3 de julio de 2012

HALLAZGOS


Así titulé a mi gran obra maestra, la llamo así debido a que es el cuadro más grande que por el momento he creado. Está realizado en la técnica mixta y me inspiré en algunas de las distintas culturas que existieron en el Perú

Por ejemplo: la vasija pertenece a la cultura Moche, conocida como cultura mochica, que se desarrolló en el valle del río Moche entre el 200 y el 700 d. C. y, que se extendió hacia los valles de la costa norte del actual Perú.

El trozo de manto lo saqué de un libro, se trata del detalle de un "Guarda" ser mítico con rasgos felinos, de un trozo de manto de la cultura de Paracas (aprox. 500 - 100 a.C.)  Se encuentra en el Museo de Antropología, Arqueológia e Historia de Lima.

Y, con en esas cuerdas que cuelgan en la parte de atrás quise representar el "Quipu" en quechua khipu "nudo" un sistema de contabilidad que utilizaban los Incas. Se dice que pudo haber sido utilizado como una forma de escritura.
Hallazgos





CAMBIO DE HORA - Abstracto

Así he titulado este cuadro que al parecer a nadie le gusta Para crearlo me inspiré en un boceto que hice, de imágenes...